En nuestra cabeza creemos que al terminar un día de rutina en el gimnasio o de acuerdo a tu actividad física, ya hemos completado la misión de mantenernos sanos y libres de alguna enfermedad, pero en ocasiones cometemos errores que a simple vista no tiene consecuencias.

Te contamos que errores son los más comunes y que tú podrías estar cometiendo.

  1.      Parar inmediatamente: cuando vamos finalizando nuestra rutina de ejercicios, hemos perdido energía y solo deseamos estar en cama. Es un error que casi todos caemos y nos lleva al segundo error.
  2.      No estirar: Siempre debes terminar con estiramiento, porque ayuda a que tu corazón se recupere, retome el ritmo normal y relaje los músculos que fueron sometidos al estrés de las pesas.
  3.      Ducharse de inmediato: Es adverso bañarse inmediatamente, los expertos recomiendan un cambio de ropa, pero que la ducha sea después de una o tal vez dos horas para que la temperatura corporal se regule y no expongas la circulación y presión arterial.
  4.      Ingerir bebidas energéticas: estas bebidas contienen estimulantes y niveles de azúcares que no harán bien a tu cuerpo después de realizar una jornada de ejercicio. Si no te gusta tomar agua, procura que sean bebidas llamadas deportivas, porque estas te ayudan a reponer minerales y electrolitos perdidos con la actividad, pero ojo,  igual son bebidas con alto nivel de azúcar. Así que opta por una buena hidratación con el ¡AGUA!
  5.      No comer o comer en exceso: Los expertos recomiendas ingerir bocadillos saludables pasados 20 o 30 minutos después de la rutina, pero muchos no comen, con la excusa que no tienen tiempo o ya es muy tarde. Por el contrario hay quienes se exceden en lo que consumen y aprovechan el desgaste físico para comer cuánto alimento no saludable se cruza en su camino. Es importante siempre mantener el equilibrio entre una buena alimentación y una rutina de ejercicios asesorada.

Estos son algunos de los errores que podemos cometer, si estás comenzando a ser juicioso con el deporte, pregúntale a tu entrenador que mitos o verdades hay al finalizar la rutina; si por el contrario, llevas tiempo y estos son errores repetitivos, pues es el momento de cambiar para que tu rutina de ejercicio se cumpla al 100%